Grafología

Grafología

 

La Grafología es la disciplina que estudia la personalidad a través del análisis pormenorizado de la escritura, basándose en parámetros probados y eficaces. Si quieres conocer lo que tu escritura revela acerca de tu personalidad o necesitas orientación profesional, solicita tu informe grafológico.

La grafología es muy útil, por ejemplo, para analizar la personalidad de un candidato a un puesto de trabajo. Muchas personas han aprendido a disimular su lenguaje no verbal: corregir posturas, disimular tics, mantener la mirada, forzar una determinada expresión facial… Sin embargo, con la escritura no estamos tan entrenados, y es posible revelar rasgos que se pretenden mantener ocultos.

Actuaciones principales de la grafología:

Grafología Forense o Judicial: Se utiliza especialmente en el ámbito judicial para conocer posibles trastornos o enfermedades mentales en las personas, o también por ejemplo, conocer el grado de agresividad que pueda existir en una persona. Ámbito legal: es posible probar si un texto o firma fue realizado por una persona concreta, y esto se puede utilizar como prueba en un juicio.

Área personal: Como la personalidad se manifiesta a través de los textos escritos, se pueden conocer las características propias de la persona, lo que puede servir para un mejor conocimiento de uno mismo

Compatibilidad de caracteres: Si con la grafología podemos conocer las características de una persona, también se puede establecer una compatibilidad de parejas al conocer las características de ambos miembros de la pareja.

Recursos humanos: Igualmente, al conocer las características propias de la persona, se puede colaborar con la empresa que esté seleccionando candidatos para un puesto concreto.

Medicina: muy útil para detectar la aparición de enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson. También se pueden identificar síntomas de infartos o derrames a través del análisis de la escritura.

Psicología: la personalidad se manifiesta a través de los textos escritos.